ONG Vatsalya


Esta ONG india, situada a unos 40km de Jaipur en la localidad rural de Archol, fue fundada por un matrimonio local  (Jaimala e Hitesh).  Hace más de 10 años, dejaron sus trabajos y comenzaron a montar este centro en la gran extensión de terreno que rodea su propia casa. Juntos, han creado una gran familia, donde crecen niños huérfanos o abandonados por sus familias.
La ONG también se encarga de desarrollar proyectos que implican formación profesional para jóvenes y empoderamiento de la mujer de las zonas rurales con un proyecto de "Moda Ética".

Para ver su página web: pincha aquí. donde además de conocerlos, se pueden solicitar estancias de voluntariado (solo aceptan voluntariados largos, de varios meses) en incluso visitas (por unos días, como hice yo). También se pueden hacer donaciones directamente desde la página.

Estuve 4 días en Vatsalya junto con 
otros viajeros y la verdad, fue una experiencia increíble.
Conocer de cerca un proyecto humilde, realista, totalmente altruísta y muy muy necesario para los niños fue una de las experiencias más bonitas de mi paso por India.





Disponen de un enorme terreno con grandes zonas de tierra para jugar, pistas de baloncesto, un colegio propio y habitaciones donde viven los niños y gente voluntaria que se acerca a visitarlos.





Esta fue mi habitación.
En el centro actualmente viven unos 70 niños de todas las edades.

Jamaila explicó que todos ellos acuden diariamente a clases en el colegio que tienen allí mismo (también aprenden inglés). Por las tardes tienen mucho tiempo libre para jugar.
A partir de los 14 años empiezan a formarlos con talleres de carpintería, informática y otras tareas que pueden servirles para su vida laboral... según sus intereses.
Estos son los baños comunes al aire libre :)





Cuando tienen 18 ó 19 años les abren una cuenta corriente con algo de dinero y les buscan un trabajo para que empiecen a ganarse la vida en el mundo real de la ciudad de Jaipur.

Cierto es que los niños hasta entonces viven en una burbuja, pero allí están protegidos y se sienten felices.
Una iniciativa excepcional. Me encantó poder ver cómo funcionaba.


Aluciné con la disciplina que tienen los niños. Todos educadísimos, se respetan mucho entre ellos y se cuidan los unos a los otros.
Los horarios son sagrados. Todos llegan puntuales a todo: meditación, colegio, horas de desayuno, comida y cena. Nadie se retrasa ni un minuto.
El momento diario destinado a la meditación es el más especial del día.
video
Todas los servicios de las instalaciones funcionan de forma sostenible.
Por ejemplo, la cocina funciona con luz solar, con los deshechos se fabrica compost, disponen de un huerto enorme donde cultivan todos los vegetales que consumen y crían animales que ordeñan para obtener leche y elaborar el típico chai, lassi. y demás recetas indias que se cocinan con leche.
 
De las tareas de cocina se encargan los mayores. De la limpieza se encargan todos. Después de cenar cada uno lava su plato y su vaso (bajo supervisión de los mayores).
Y antes de comer... siempre una oración
Al colegio de Vatsalya no solo acuden los niños internos, también diariamente en este bus los niños de las zonas rurales próximas donde tienen la suerte de vivir con sus familias.
 Fue un placer ver el día a día de las aulas. Los métodos son muy instructivos y dirigidos (como en España hace 40 años). Actualmente hay 5 aulas. 4 de los profesores son locales, uno es voluntario: Quim, un joven español, hacía allí su segundo voluntariado, esta vez, por un año como profesor de inglés.
 
Los uniformes los hace un sastre hindú que colabora con la ONG. Los materiales escolares se compran con donaciones.

Como he comentado al principio del post, en Vatsalya también se da trabajo a mujeres de la zona con este proyecto de "Moda ética".
Se comercializan pañuelos de algodón cosidos de forma artesanal por mujeres de la zona rural cercana a la ONG (Shampura: ver entrada aquí). A estas mujeres se les proporciona un trabajo con un salario digno.
Los pañuelos se exportan a Europa pero también se pueden comprar on-line con las instrucciones que pone en este documento de Open Eyes.
Además tienen un taller en el que hacen manteles de lino con la técnica del "block painting" (tacos de madera con dibujos que se estampan en la tela).




Para colaborar con esta ONG he puesto el enlace al inicio de la entrada. Para ir de voluntario unos cuantos meses es imprescindible tener un buen nivel de inglés, estar dispuesto a vivir en medio de la nada sin ningún tipo de comodidad y saber dónde se va en cuanto a costumbres, meditación y estilo de vida indio.

Una de las tareas cotidianas de alojarte en Vatsalya...




Y este es el equipazo con el que visité la ONG

(de izquierda a derecha) Quim, yo, Maika, Jamaila, David, César, Yoli, Gerardo, Inés y Miryam.

No hay comentarios :

Publicar un comentario