ROMA

¿Pero cómo hemos tardado tanto en venir aquí?

Fue la pregunta que más nos repetimos en los 6 días que duró nuestro viaje en el que despedimos el 2016 y dimos la bienvenida al 2017.

Destino fundamental para cualquier amante de los viajes, la cultura y la historia.

ROMA: monumental y épica; la animada capital italiana cautiva al instante. Imponentes obras de arte, emblemáticas ruinas de historia viva, animadas plazas barrocas, rincones que dejan sin aliento y una rica gastronomía. ¿Qué más se le puede pedir a un viaje?
 Difícil resumir en una sola entrada cómo planear este viaje para exprimir al máximo la ciudad. Vamos allá!

ALOJAMIENTO: Muchas y muy variadas opciones. Nosotros viajamos en temporada altísima (vacaciones de Navidad), los precios estaban por las nubes en casi cualquier alojamiento bien ubicado. CONSEJO: (a parte de intentar viajar en temporada baja) Para elegir alojamiento, es más que recomendable tener a mano un plano del metro. Roma es inmensa y, aunque se puede recorrer a pie, en uno u otro momento irremediablemente hay que tirar del metro por lo que escoger un hotel/hostel cercano a una de las paradas, es buena estrategia.

NUESTRA ELECCIÓN: la cual recomendamos por estar ubicada en una zona muy tranquila pero cercana al centro y justo en frente de la parada de Manzoni (línea naranja a dos paradas de Termini que es la principal).
ColorHouse: -Guest House-, un piso grande situado en un bloque normal de viviendas, está dividido en reformadas y preciosas habitaciones. Para elegir habitación mejor contactar directamente con la web de la Guest House (nosotros estuvimos en la morada). Clica aquí para ver el enlace a Booking.
El precio, unos 100 euros la noche (aunque parezca caro es un precio medio para Roma) con desayuno incluido que sirven en una cafetería que está a 300 metros (Café Merulana). 

Incluyo un plano del metro para facilitar la búsqueda de alojamiento:
LLEGADA A ROMA: del aeropuerto FIUMICINO AL CENTRO

Se puede ir en bus o en tren. La opción más fácil y rápida de llegar al centro sin duda es el tren.
Hay 2 trenes distintos y, por lo tanto, dos tipos de billetes. La diferencia entre ambos podría resumirse en... Tren para guiris / Tren para gente local. Vamos, que en uno te clavan una pasta y en el otro es precio es más normal.

TREN LEONARDO EXPRESS (la opción guiri), cuesta 16 euros el trayecto (32 ida/vuelta). La ventaja es que en media hora estás en la misma Termini.

TREN REGIONAL FL1 el cual cuesta la mitad: 8 euros el trayecto (16 ida/vuelta). Se saca en las máquinas que salen en la foto. No para cerca de Termini pero en cuarenta minutos estás por alguna zona céntrica y muchas de las paradas están al lado de bocas de metro. Nosotros bajamos en la parada de Tuscolana y de ahí enlazamos (hay que salir a la calle para buscar la boca de metro) con la parada de metro Ponte Lungo hasta llegar a nuestro destino en Manzoni. Si se elige este tren hay que tener a mano sí o sí un plano de Roma y otro del metro.

Decir, que según la hora que llegues o te vayas, lo mejor (aunque lo más caro) es coger un taxi - unos 40 euros el trayecto.

DURACIÓN DEL VIAJE: Nosotros estuvimos 6 días de los cuales, completos allí fueron 4. Opino que es el tiempo ideal para ver lo básico (y un poquito más) de la ciudad. Evidentemente no pudimos ver todo todo (para eso mínimo una semana entera o más), pero también valoramos que incluso en 3 días - con unas buenas pateadas- se podría ver lo básico de Roma.

QUÉ VISITAR:  Como esto da para muucho, dedico entradas especiales.
Siguiendo la Lonely Planet, dividimos nuestras visitas en Roma por zonas:

- DÍA 1: para visitar la zona Antigua (Coliseo, Foro Romano, Museos Capitolinos...) y el barrio de San Giovanni.

- DÍA 2: dedicado al Vaticano y por la tarde/noche al Trastevere.

- DÍA 3: para visitas al aire libre: plazas, (Popolo, España, Navona, Fontana Trevi...), el Panteón y el puente de San Angelo.

Clica aquí para leer la entrada: "Básicos de Roma".


- El DÍA 4 lo dedicamos a realizar "visitas culturetas". En Roma hay cientos de obras de arte repartidas por iglesias perdidas y poco visitadas de aquí y de allá (el Moisés de Miguel Ángel, las pinturas más famosas de Caravaggio, obras preciosas de Bernini...)

Clica aquí para leer la entrada: "Roma para culturetas".


CÓMO MOVERSE POR ROMA:  
Lo dicho, se puede hacer a pie, pero es una paliza según qué zonas se quieran visitar por lo que la opción más recomendable es el metro. Un billete sencillo cuesta 1,5 euros y es válido para 100 minutos pero ojo! porque no se puede repetir la misma línea en sentido contrario. Y digo esto porque nos equivocamos de dirección una vez (no es difícil puesto que hay paradas que tienen distintas bocas de metro según la dirección), una vez que entras en una y quieres retrodecer a otra hay que volver a pagar.
Hay bonos de viaje para un día, tres días... pero bueno... lo mejor es echar cuentas de si merece la pena o no. Si te gusta callejear... sale más barato tirar de billetes sencillos.


COMER EN ROMA: comer o cenar en un sitio de bajo-medio presupuesto sale por unos 15 euros por persona. Si se quiere ir más de tiradillos, hay muchos locales que por 5 euros puedes tomar un trozo de pizza y una bebida.
Bienvenidos amantes de la pasta, la pizza y el queso. Roma va a ser un paraíso gastronómico para vosotros.
Una de las bebidas más típicas es el Spritz (una especie de Vermut) que siempre sirven con algo de comida.



EXPERIENCIAS INOLVIDABLES:

- El Panteon, la construcción que más me impresionó de Roma. Bueno, sin palabras.
- Toparnos por casualidad con un impresionante concierto de Año Nuevo al aire libre en la Plaza España, con orquesta filarmónica, soprano... en el Top Ten de las experiencias viajeras más bonitas que he vivido nunca.
- Estar frente a una de las 7 maravillas del mundo moderno. El Coliseo no decepciona, aunque, a mi parecer, más impresionante por fuera que por dentro.
- Volver a estudiar y alucinar en primera persona con pinturas y esculturas que siempre había soñado con visitar. Tuve una más que excepcional profesora de Historia del Arte, ella tiene la culpa de este sueño cultureta que tenía desde hace muchos años. Gracias, Carmen, por contagiarme ese valioso interés.
- Hacer este viaje embarazada de 3 meses y medio. Último viaje siendo 2 ;)... quién sabe cual y cómo será el próximo (expectación máxima)

EXPERIENCIAS OLVIDABLES: 

- El tener que planificar toda la ruta del viaje antes de ir. Dado que Roma es tan turístico, hay sitios que es recomendable reservar con antelación o por lo menos, estar al loro de horarios, contratación de guías y ubicación de lugares donde se venden entradas para evitar perder demasiado tiempo haciendo colas. Acostumbrados a improvisar prácticamente todo en nuestros viajes, estar condicionados con horarios y visitas antes de poner un pie allí, fue un pelín estresante. Pudimos improvisar algún día pero en general, tuvimos que llevar el viaje bastante pautado
- La Boca de la Veritá . Lo siento, no entiendo cómo la gente puede hacer una cola de más de una hora para hacerse una guiri-foto en un sitio que ni fu ni fa.


No hay comentarios :

Publicar un comentario