Calzada del Gigante

Conocida como The Giant´s Causeway, este extrañísimo fenómeno atrapa a cualquiera que se acerque a contemplarlo.
Dicen que la naturaleza quiso hacer un experimento con la geología.
PURA MAGIA
Situado en el condado de Antrim. Esta pequeña parte de la costa de Irlanda del Norte, con vistas al Mar del Norte, está formada por decenas de miles (sí he dicho bien, decenas de miles) de columnas de basalto con forma hexagonal, algunas de más de 10 metros de altura, que se encuentran concentradas en columnas verticales. 
Este IMPRESIONANTE paisaje natural fue descubierto en 1.963 y desde entonces es Patrimonio de la Humanidad.
¿Y esto por qué?
CUENTA LA LEYENDA...
Existen varias leyendas sobre el origen de la Calzada del Gigante. Los relatos mitológicos de los celtas han llegado hasta nuestros días y cuentan la lucha entre dos gigantes: uno irlandés llamado Finn y otro gigante escocés de Staffa (donde también hay columnas de basalto), que luchaban entre sí lanzándose piedras.

Las piedras que se lanzaron formaron las columnas de basalto en ambos lugares, y las que quedaron en medio crearon una calzada entre Staffa e Irlanda. El Gigante de Staffa (Escocia) la cruzó con intención de matar al Gigante Irlandés. Pero por suerte para él, la mujer del gigante irlandés se dio cuenta y tuvo la idea de vestir a su marido con ropa de bebé.

Cuando el Gigante de Staffa vio a un bebé tan grande, pensó que su padre sería tres veces más grande, de forma que huyó precipitadamente a Staffa, pisando tan fuertemente las rocas de la Calzada de los Gigantes que acabó hundiéndolas y se ahogó en el mar. Así nació la leyenda sobre estas columnas mágicas.

LA EXPLICACIÓN GEOLÓGICA...
La realidad es menos poética. Hace aproximadamente 60 millones de años, el enfriamiento rápido de la lava de una caldera volcánica originó la formación de las columnas de basalto de forma hexagonal que hoy recorren esta región de la costa norte irlandesa. Las columnas se forman cuando las chimeneas volcánicas de lava se enfrían muy rápidamente, en volcanes que dejan de estar activos. Lo inusual de estas columnas en comparación con las del resto de volcanes inactivos, es que el enfriamiento es muy rápido.
La roca que se forma de este proceso es el basalto. Es una roca cristalina, que es la responsable de formar las columnas geométricas. Los cristales forman estructuras perfectas como hexágonos o pentágonos para ahorrar volumen, de forma similar a cómo lo hacen las abejas en una colmena. La naturaleza utiliza estas formas para organizarse habitualmente.
También hay columnas similares en lugares como Escocia, Islandia, Japón y en La Gomera! pero las de Irlanda son las únicas con acceso directo a la gente.

La visita

Desde el parking hay autobuses que te acercan a la zona de las columnas de basalto pero merece la pena hacer el recorrido a pie bordeando la costa e ir descubriendo cómo va cambiando el paisaje a medida que te vas acercando.
Y de pronto....
Inevitable despegarme de la cámara de fotos, inevitable saltar de piedra en piedra.

De verdad que lo de las piedras hexagonales no me lo llegué a creer hasta que no estuve in situ.
Maravilloso lugar. Maravilloso a pesar de la súper explotación turística, de la cantidad de gente (y eso que nosotros al viajar en Febrero coincidimos con poca).
Sueño viajero cumplido al pisar el camino que antaño pisaron unos gigantes.
Linda Irlanda.

No hay comentarios :

Publicar un comentario